Durante el siglo XVI, el comercio del libro en la Corona de Castilla se desarrolla fundamentalmente en dos grandes centros: Salamanca y Medina del Campo. En ellos se llevan a cabo dos actividades complementarias: la producción y la distribución de impresos. Medina del Campo es el gran centro comercial donde están instalados los más importantes mercaderes de libros y donde se hallan los mayores depósitos de papel. Gracias a esta red de libreros y su poderosa infraestructura, la villa se convierte en el más destacado centro de importación de obras impresas procedentes del extranjero que llegan en resmas y sin encuadernar.

c_antoniana1554-Lazarillopicaragif


Este comercio conoce tres momentos bien diferentes: un primer período de provisionalidad, que puede encuadrarse entre los finales del siglo XV y 1540, con la intervención de libreros de paso “andantes en ferias”; una etapa de gran florecimiento entre los años 1540 y 1590, período en el que libreros procedentes de Salamanca, Sevilla, Amberes, Lyon, Venecia, Roma, Colonia o Génova, se instalan ya de forma permanente en el foco ferial; y una etapa de decadencia que llegará en la última década del siglo, momento de la desaparición casi absoluta de esta actividad en la villa.

Respecto a la actividad impresora, Medina del Campo no llega a conocer la importancia y resonancia internacional alcanzada por el comercio y distribución de libros, sin embargo cabe situarla al mismo nivel alcanzado por ciudades de larga tradición impresora como Valladolid, Burgos, Zamora, Alcalá de Henares o Toledo. En el Museo se exponen originales del siglo XVI, representativos de los libros impresos en las tipografías medinenses, así como en las imprentas de los grandes centros europeos de Amberes, Lyon, Colonia, Venecia, etc. También se muestran encuadernaciones platerescas y una serie de grabados y estampas realizados a caballo entre el siglo XVI y XVII por artistas tan reconocidos como Antonio Tempesta, Johannes Wierix, Joan Stradanus, Otto van Veen, Adrian Collaert o Philipp Galle que permiten hacer referencia al activo comercio de estampas que tuvo lugar en las Ferias de Medina del Campo.

Enlace a la exposición conmemorativa del Quinto Centenario de la Imprenta en Medina del Campo “Libros y Ferias. El primer comercio del libro impreso” (27 de octubre de 2011 – 8 de enero de 2012).

 << Colección permanente