Anónimo castellano Siglo XVII Escultura en piedra arenisca; espada de hierro forjado 127 x 84 x 38 cm. (San Martín) / 82 x 25 x 30 cm. (el pobre) Ayuntamiento de Medina del Campo

RESTAURACIÓN: Luis Salazar Rabasa FINANCIACIÓN: Ayuntamiento de Medina del Campo Proyecto Museo de las Ferias

La escultura está tallada en piedra arenisca, con accesorios de hierro, y representa la escena de San Martín de Tours repartiendo su capa con un pobre. Originalmente, este grupo estuvo situado en la hornacina de la fachada principal de la iglesia de San Martín. La labra se efectúa tanto por golpeado como por raspado o lijado, para el acabado fino, debido a la blandura del material, mayor aún estando mojado. Con posterioridad a la talla de la escultura, su superficie o parte de ella se cubrió con un acabado de pintura a la cal de un tono similar al de la piedra, con objeto de homogeneizar el aspecto de la obra, aunque no se puede saber si se aplicó como acabado final por el propio escultor, para igualar irregularidades naturales de la piedra, o fue una restauración posterior que intentaba ocultar manchas debidas a hongos o líquenes. Más …

ESTADO DE CONSERVACIÓN:

  • El principal deterioro que sufrió la escultura fue su reciente rotura en más de veinticinco fragmentos, como resultado de una agresión.

  • La piedra se encontraba deteriorada por la exposición a la intemperie en la hornacina, que afectó principalmente a la zona inferior. La absorción de agua en la porosa piedra arenisca ha provocado en las piezas diversos fenómenos como: la acción de sales disueltas en el agua, la congelación del agua en su interior, las variaciones de volumen del aglomerante de la arenisca, por la alternancia de humedad y sequedad, y el crecimiento de líquenes en la superficie. Todo ello ha producido agrietamientos, falta de cohesión y fragmentación de la piedra, además de manchas y erosión.

  • En anteriores reparaciones se unieron algunas partes rotas con espigas de madera y cola de carpintero, y se reconstruyó el ala del sombrero con cemento. También se perdió el bocado del caballo y la espada del Santo, aunque ésta última apareció durante la restauración.

PROCESO DE RESTAURACIÓN:

La restauración pretendió devolver a la pieza al estado anterior a la rotura, además de limpiar y tratar la piedra para su futura conservación. El tratamiento seguido fue el siguiente:

  • Limpieza superficial.

  • Desalación de los fragmentos con agua desionizada.

  • Limpieza mecánica a bisturí de cementos, pintura y demás incrustaciones.

  • Eliminación de reintegraciones de cemento.

  • Limpieza acuosa de las superficies con brocha de cerdas y jabón neutro, y aclarado posterior.

  • Eliminación de manchas con una solución de bicarbonato amónico.

  • Eliminación de manchas grasas con disolventes orgánicos.

  • Consolidación de toda la piedra por impregnación con ésteres de silicio.

  • Consolidación de las plataformas por impregnación de una resina sintética.

  • Taladrado e introducción de varillas roscadas de acero inoxidable fijadas con resina sintética en las roturas más delicadas.

  • Pegado del resto de los fragmentos con resina sintética.

  • Taladrado de las plataformas por su parte inferior y fijación con resina de dos tacos roscados para permitir su sujeción a la peana de exposición.

  • Reintegración del volumen perdido con un mortero de arena y resina sintética, de aspecto similar a la arenisca.

  • Limpieza mecánica de la espada de hierro.

  • Tratamiento anticorrosivo de la espada y aplicación de una capa protectora.

  • Fijación de la espada con resina sintética.