Taller de Maquetas de la Escuela Taller “Simón Ruiz”
1989-1990
Madera. 400 x 400 cm
Ayuntamiento de Medina del Campo

RESTAURACIÓN: Miguel Sobrino González
FINANCIACIÓN: Ayuntamiento de Medina del Campo
Proyecto Museo de las Ferias


La maqueta, de grandes dimensiones, está compuesta por cuatro piezas de madera y representa el aspecto ideal de Medina del Campo en su momento de máximo esplendor, hacia finales del siglo XVI. En ella se recoge la orografía del sentamiento a base de finas láminas de contrachapado que corresponden a los cambios de nivel

ESTADO DE CONSERVACIÓN:

  • Los desperfectos que presentaba la maqueta se debían fundamentalmente a dos motivos: los daños sufridos a causa de los frecuentes traslados previos a su actual instalación en el Museo de las Ferias, y su exposición a la suciedad debida a la falta de una protección adecuada para la madera con la que está realizada.

  • A la primera de estas agresiones se debían los múltiples desprendimientos de las piezas que recrean los volúmenes edificados de la Medina renacentista. A ello había que añadir el delicado estado de la superficie que refleja las diferentes cotas del terreno, conformadas por delgadísimas capas de contrachapado que se hallaban en muchos puntos desprendidas de la base.

  • La segunda patología se advertía en la acumulación de manchas y polvo, facilitada por los múltiples rincones que ofrece el relieve de la maqueta y, como se ha dicho, la ausencia de una protección adecuada que hubiese mermado la capacidad de absorción de las suciedades. Esto provocaba el aspecto manchado y discontinuo de la obra, perjudicando su imagen de cara a ser aprovechada para su exposición en el Museo.

PROCESO DE RESTAURACIÓN:

  • Limpieza por aspiración del polvo acumulado, ayudándonos para los rincones de pinceles y brochas.

  • Colocación de las piezas desprendidas que se guardaban en el almacén del Museo (casas, torres y lienzos de la muralla, etc.) adheridas con cola blanca.

  • Reposición de las piezas desaparecidas usando una madera de un tono ligeramente diferente al de las piezas originales. Esta operación ha sido aprovechada para corregir algún error apreciado en la maqueta, como la orientación o volumen de algunos edificios, así como la eliminación de edificios, posteriores al período histórico que se recrea.

  • Adhesión a la base de las láminas que conforman las cotas del terreno, con cola blanca y adhesivos rápidos según el caso, fijándolas con alfileres hasta su secado.

  • Aplicación de una pátina general de nogalina, con el fin de unificar y repristinar el aspecto de la maqueta. Sobre la nogalina se ha aplicado, por último, una capa de lasur mate, que sirve como protección contra xilófagos, al tiempo que impermeabiliza a poro abierto la obra, haciéndola más reticente a la suciedad y embelleciéndola con una misma entonación.

  • La maqueta, finalmente, se ha expuesto en forma mural dejando el perfil retranqueado para la parte superior, lo cual parece adecuado por ser esta la zona de menos peso.