Con esta frase de una cita clásica sobre las ferias de Medina del Campo se quiere recordar la enorme variedad de mercancías y oficios relacionados con la actividad ferial. Los censos de 1561 y 1597 muestran una gran diversidad de profesiones que atestiguan un elevado porcentaje de población activa. Evidentemente predominan, por este orden, el sector de las industrias artesanales -textil, del cuero, madera, metales, construcción,  etc.- y las actividades que actualmente llamaríamos de servicios -transportes, funcionarios,profesiones liberales, etc.-, quedando en un segundo plano las actividades agrarias. En este capítulo del Museo se exponen obras de diversa naturaleza que ponen de manifiesto la importancia del comercio de ultramar -piezas orientales de marfil y arte nambán– junto con las de procedencia local como azulejos o tarros de farmacia; de artífices itinerantes como las campanas y otras de origen flamenco y centroeuropeo como arquetas relicario, las famosas campanillas de Malinas o los platos rituales del tipo “dinanderies”.

43arquetananmban
<< Colección permanente