Colección de fotografías estereoscópicas de Medina del Campo

Jean Laurent  & Cía (fotografías de Alfonso Roswag)
Septiembre de 1877
El Castillo de la Mota (nºs 1901 y 1901bis),
Vista de la población desde Santiago el Real (nº1905),
Galerías de la Plaza Mayor (nº1906) y Calle de la Rúa (nº1907)

Fotografías estereoscópicas sobre papel, montadas sobre cartulina azul / 8,7 x 17,7 cm
Colección Manuel Martínez Hernández
Vista de imágenes estereoscópicas >>



La fotografía estereoscópica nace en los años centrales del siglo XIX, muy poco después de la invención de la fotografía. Se basa en el mismo principio que la visión humana que obtiene una imagen en tres dimensiones a partir de las dos capturadas por los ojos, que son convergentes pero con distintos ángulos de enfoque. Lo que en la realidad hace el cerebro al mezclar las imágenes, en la estereoscopía fotográfica se consigue a través de un visor binocular. Esta técnica, de gran aceptación popular, estaba en manos de empresas profesionales en su mayoría francesas e inglesas, cuyo principal mercado era el parisino. Entre 1856 y 1858, fotógrafos como Joseph Carpentier, Ernest Lamy o J. Andrieu, y editores como los hermanos Gaudin o Ferrier-Soulier, promueven numerosas campañas que copan el mercado de vistas de este género. A ellos ha de unirse Jean Laurent y su casa fotográfica, cuya producción de estereoscópicas se inicia en 1857 con motivo de la Exposición de Agricultura celebrada ese año. A una primera etapa (primeros años de la década de los sesenta) corresponden las fotografías montadas sobre finos cartones blancos; más adelante se realizan fotografías con soportes más gruesos y de varios colores, otras de mayor formato, más cuidadas y elegantes destinadas a la Casa Real…, y por último, ya en la década de los años setenta y hasta 1886, estereoscópicas montadas de modo secundario sobre cartulina de color azul, en sus más variadas tonalidades, y con una misma marca comercial: “VUES, MUSÉES & COSTUMES D’ESPAGNE & DU PORTUGAL /  J. LAURENT & CIE” seguida de las direcciones de sus establecimientos comerciales en Madrid y París (sobre ello véase: Maite Díaz Francés, J. Laurent, 1816-1886. Un fotógrafo entre el negocio y el arte. Madrid, IPCE, 2017, pp.159-163).

Las cinco vistas tomadas en Medina del Campo corresponderían a esta última etapa de su producción y fueron obtenidas con una cámara de doble objetivo que permitía realizar, de forma simultánea, las dos imágenes en una sola toma, logrando un efecto estereoscópico de gran calidad. Hay que recordar que las fotografías quizá fueran obtenidas realmente por Alfonso Roswag, hijo político de Laurent y “segundo fotógrafo principal” de la Compañía, ya que desde 1873 Jean Laurent no solía viajar fuera de Madrid. Gracias a esta técnica fotográfica de gran realismo podemos contemplar, tanto la monumentalidad de la fortaleza de la Mota desde ángulos opuestos (desde el Oeste y el Este); la imagen general del conjunto urbano en el que descuellan varias torres y espadañas actualmente desaparecidas, como las de San Facundo, Sta. María del Castillo, Santa Ana, etc.; o la apariencia finisecular de la Medina del último cuarto del Ochocientos, en la que todavía perviven las antiguas fachadas asoportaladas de la Plaza Mayor y la Rúa, que siguen las normas del ordenamiento urbano de la tercera década del siglo XVI.

Un detalle del mayor interés es que la colección de vistas estereoscópicas de Medina del Campo está completa, según podemos comprobar en el Catálogo publicado por la Casa Laurent en París, en 1879 (p.7). Como la gran mayoría de las fotografías comercializadas por Laurent y Compañía, se elaboraron en papel albuminado sobre soporte de cartulina, a partir de placas de vidrio emulsionadas. Los cristales originales se conservan actualmente en el Instituto del Patrimonio Cultural de España y en ellos podemos advertir los encuadres que se hicieron mediante líneas marcadas en las imágenes. De las cinco imágenes de Medina hay dos de las que no se han conservado sus placas originales: las vistas de la Rúa y de la acera de la Joyería de la Plaza Mayor.

Antonio Sánchez del Barrio

<< La Obra Destacada Exposición “Jean Laurent y Medina del Campo, 1877 >>