BIC Declarado. Decreto de 13.10.1995. BOE de 17.11.1995

FOT01875


Este singular edificio, construido para abastecer de carne a la populosa población medinense del Siglo de Oro, es uno de los pocos ejemplos de su tipología que aún se mantienen en pie y, con seguridad, el único de su género y cronología que conserva -aunque transformada por el tiempo- la primitiva función para el que fue construido. Su traza se ha atribuido a Rodrigo Gil de Hontañón (otros apuestan por el arquitecto real Gaspar de Vega), sin embargo la realización efectiva de buena parte de las obras corre a cargo de los maestros medinenses Juan del Pozo y Agustín Gallego. En mayo de 1500, los Reyes Católicos autorizan su construcción pero las obras tardan en comenzar más de cincuenta años y no se terminan hasta 1562, ya bajo el reinado de Felipe II, cuyas armas se dispusieron, junto con las de la villa, en tres monumentales portadas de acceso.

Dichas puertas presentan una similar composición: arcos de entrada de medio punto, amplia rosca y flanqueados uno por columnas, otro por medias columnas sobre ménsulas y el restante por pilastras, en todo caso estriadas y de orden jónico; los cuerpos de remate son frontis triangulares. La planta es rectangular y consta de tres naves separadas por dos hileras de ocho columnas toscanas que sostienen arquerías de medio punto, sobre las que descansan sendos muros horadados por vanos cuya función es aligerar el peso. También en el interior y sobre las dos entradas actuales se encuentran dos frescos muy deteriorados en los que parecen estar representada, en un caso, la Imposición de la casulla a San Ildefonso y, en el otro, San Miguel clavando una lanza al demonio que tiene a sus pies.

Sufrió reformas de acondicionamiento en 1595, 1621 y 1783; en el siglo XX y tras anularse la orden de su demolición -adoptada en 1931 con el lamentable objeto de aprovechar sus materiales-, fue rehabilitado como mercado de abastos, función que desde 1935 y hasta la fecha viene cumpliendo.

Datos tomados del libro de Sánchez del Barrio, A., Medina del Campo, la Villa de las Ferias. Salamanca, Ámbito Ed., 1996

Exposición temporal “Reales Carnicerías. Medina del Campo”
Fundación Museo de las Ferias, Sala Simón Ruiz
29 de noviembre 2013 – 5 de enero 2014

<< Bienes de Interés Cultural