Bautismo de Cristo

Luis Gil Ranz (1787-1867)
1808Óleo sobre lienzo / 205 x 142 cm
Iglesia de Ntra. Señora de la Asunción. La Seca (Valladolid)

Restauración de la obra por Francisco Boldo Pascua
Atrium Conservación-Restauración de Bienes Culturales SL


bautismoXto_LaSeca_final


Luis Gil Ranz nace en Renales (Guadalajara) el 12 de octubre de 1787 y con doce años ingresa en la Real Academia de San Fernando donde se forma como dibujante y calígrafo; sin embargo, este autor es más conocido por su condición de discípulo de Goya, con quien convive durante varios años, hasta 1809 aproximadamente. Más adelante, tras la Guerra de la Independencia, aparece como funcionario en varios departamentos de la Corte en los que destaca sobre todo por sus trabajos como calígrafo (sobre su vida, véase: Ansón Navarro, A., “Los discípulos de Goya”, en Arte del siglo XIX (Mª Carmen Lacarra, Coord.), 2013, pp.266-278). De su obra pictórica apenas se tienen noticias, hasta el punto de que el cuadro que ahora presentamos es la única pintura suya documentada hasta ahora.

De la historia particular de este cuadro sabíamos que fue adquirido por la parroquia de la Asunción de La Seca en 1808 (M. A. Marcos Villán y A. Mª Fraile Gómez, Catálogo monumental. Antiguo partido judicial de Medina del Campo. 2003, pp.350 y 378) “para decorar la capilla del Bautismo que carece de todo adorno”, pero hasta el momento se desconocía su autoría y su precio, datos que he tenido la fortuna de localizar en el cuadernillo de “Recados Justificattibos que deven acompañar a esta Quenta…” (AGDVa, La Seca, Iglesia de la Asunción, caja 11, 1807-1808), al encontrar el certificado que acredita su compra, cuyo texto es el siguiente:

“nº44 / Certifico yo Don Luis Gil Ranz, Pintor en esta Corte, pensionado por su Majestad y discípulo de la Real Academia de las Nobles Artes de San Fernando, haber recibido del Señor Don Juan Dávila cuatro mil reales vellón por la pintura de un cuadro de San Juan Bautista bautizando a Cristo del tamaño de diez cuartas de alto y siete de ancho, para la Yglesia parroquial de la Villa de La Seca. Madrid 10 de octubre de 1808. Luis Gil Ranz”.

También constan los gastos correspondientes a su porte: “68 reales vellón del porte de un cajón con un S. Juan de Madrid según recibo nº 32” y, a continuación, el del propio cuadro: “4.000 reales vellón pagados por la pintura de un quadro de San Juan Bautista consta de recibo al nº 44” (“Quentas dadas por Dn Vicente Ayllon…”, AGDVa, La Seca, Iglesia de la Asunción, caja 13, 1809). De todo ello se desprende que conocemos con precisión los datos sobre la autoría del cuadro, su coste y su llegada a la iglesia parroquial de La Seca. Incluso, con un certificado firmado por su propio autor.

El cuadro representa, en lo terrenal, a San Juan Bautista bautizando a Jesús; en el ámbito divino, resalta el Espíritu Santo en forma de paloma y numerosos ángeles que exultan de gozo ante tal acontecimiento. El río Jordán y algunos detalles de la naturaleza completan este cuadro que quiere resaltar la gran teofanía del Bautismo de Cristo. De esta pintura conocemos otra versión idéntica pero de menor tamaño (108 x 82,5 cm) que se conserva en una colección particular; es obra de Jacinto Gómez Pastor, artista que siempre trabajó en la Corte, primero bajo la dirección de Mengs y luego en los talleres de Bayeu y Mariano Salvador Maella (sobre este autor, véase: Teresa Lavalle-Cobo y Héctor Monterrubio Santín, Jacinto Gómez Pastor (1744-1812). La Granja, retrato de una época. 2011. El cuadro al que nos referimos en la p.41).

                                                                                               Gregorio Puertas Méndez

<< La Obra Destacada