finanzas2007

Con motivo de la celebración en Medina del Campo del Seminario Internacional “El mercado de capitales en la Edad Moderna”, organizado por el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Fundación Museo de las Ferias, nuestra Institución ha organizado, con el patrocinio de la Diputación de Valladolid, una exposición dedicada al mercado del dinero en las grandes ferias castellanas del siglo XVI. La muestra -instalada en el espacio expositivo del Museo que de forma permanente está dedicado al mundo de los cambios y las finanzas-, reúne, de una parte, las piezas y documentos más destacados de la colección que se muestra habitualmente en el Museo y, de otra, una selección de documentos comerciales y libros contables procedentes del excepcional Archivo Simón Ruiz, cuya Fundación titular ha cedido generosamente para esta ocasión con el fin, una vez más, de difundir la importante trayectoria de uno de los grandes hombres de negocios de la España de la segunda mitad del siglo XVI.

De este modo, pueden contemplarse los enseres propios del ajuar de un hombre de negocios de los siglos XVI y XVII: cajas de cambista –en este caso, dos del siglo XVII procedentes de Colonia– con sus correspondientes balanzas, pesas y dinerales; ponderales de vasos anidados con cuños originarios, uno de Medina del Campo y otros dos de Nuremberg; juegos de pesas elaboradas en hierro con las marcas del fielato de Medina; una colección de setenta jetones de cambista -fichas contadoras-, acuñadas en Nuremberg y los Países Bajos, en su mayor parte con interesantísimas representaciones alusivas a la Guerra de los Ochenta Años,… (a este elenco de piezas históricas relacionadas con el peso, la medida y el cómputo, la Fundación ha dedicado los dos primeros números de su colección “Monografías del Museo”). Asimismo, se exponen dos pilares de granito que determinaban el espacio reservado a los cambios y banqueros en la Plaza Mayor de Medina del Campo; una escogida muestra de monedas de los reinados de los Reyes Católicos y los Austrias Mayores; una caja de caudales de origen alemán de la segunda mitad del siglo XVI; obras de arte en las que se representan a banqueros y cambistas, como un cobre del siglo XVII con el tema de El recaudador de impuestos y su garante, cedido por la Fundación Banco de Santander, etc.

Junto con las obras aludidas, se ha querido mostrar un conjunto muy significativo de documentos, cartas y libros que reflejan la forma de hacer pagos y cobros, efectuar préstamos, contratar mercancías, adelantar dinero, asegurar manufacturas, girar letras de cambio o fijar los valores de la moneda en diversas ciudades mercantiles de Europa. Corresponden a unos tiempos en los que las Ferias de Medina del Campo han logrado su máximo apogeo, quedando pocas décadas para que caigan en el más profundo de los declives. 

Excepto dos documentos procedentes del Archivo Municipal de Medina del Campo, referentes al precio del dinero en las ferias y una carta notarial, y otro más perteneciente al Archivo de la Fundación –recientemente donado por D. Fabián Escalante- que trata sobre el arrendamiento del fielato de pesas y medidas de la villa, los manuscritos e impresos recogidos en la exposición han sido seleccionados de los riquísimos fondos comerciales del Archivo Simón Ruiz, extraordinario conjunto documental -único en su género en la España del siglo XVI- en el que se conservan los papeles mercantiles y financieros de la compañía formada por Simón Ruiz Envito, el gran mercader banquero de las ferias de Medina del Campo y sus hermanos Andrés, asentado en Nantes, y Vítores, residente en Burgos. Su importancia capital para el estudio del comercio, la banca y los cambios de los siglos XVI y XVII está fuera de toda duda. A modo de aproximación, y en lo referente a la documentación de carácter económico, ofrecemos los siguientes datos extraídos de su inventario: La correspondencia con ciudades españolas, francesas, portuguesas, italianas, flamencas y del nuevo continente, que comprende cartas recibidas, copias de las expedidas y cartas de pago, supera los 56.000 ejemplares circulados entre los años 1558 y 1624, destacando, por su volumen, el correo con las ciudades de Burgos, Sevilla y América. El conjunto de letras de cambio conservadas es asimismo excepcional: más de 21.000 originales, según los últimos recuentos, se conservan entre los años 1553 y 1606. Cerca de un centenar de libros de contabilidad -libros de borrador, de diario o manual, y libros mayores de ferias, con sus correspondientes abecedarios- todos ellos de la segunda mitad del siglo XVI; más de sesenta cuadernos de ferias preparatorios de pagos entre 1584 y 1606, numerosas actas de transportes marítimos, facturas, pólizas de seguros, tiras de cotizaciones de moneda y otros muchos documentos mercantiles. En cuanto a la documentación personal de Simón Ruiz y del hospital que funda en Medina del Campo, se conservan 69 libros, 135 legajos y 20 pergaminos en los que se recogen los entresijos de la Fundación que lleva su nombre desde su creación hasta nuestros días; cabe citar al respecto: libros de becerro, libros de actas, inventarios de bienes, censos y otras propiedades del establecimiento en sus diferentes épocas; libros de entradas y salidas de enfermos, cuentas del hospital y del mayorazgo fundado por nuestro personaje, escrituras de donaciones y cesiones, y un sinfín de cuadernos y papeles sobre los asuntos más variados. De carácter más personal, se conservan los testamentos de los miembros de la familia fundadora y sus descendientes, cartas autógrafas, cuentas particulares de su casa, inventarios, etc.

De este inmenso legado, podemos contemplar en la exposición libros de contabilidad fechados en la década de 1580; letras de cambio giradas con importantes banqueros y hombres de negocios como los Bonvisi, los Balbani o con el mismísimo Juan de Austria o el duque de Parma; tiras con los precios o cotizaciones de monedas en las Ferias de Lyon en 1580 y 1585; cartas de asiento con la Corona, en este caso con el rey Felipe II y con las guerras de Flandes como telón de fondo; cartas comerciales entre Simón Ruiz y los Fúcar o los Balbi, y, por último, el testamento de nuestro personaje, en su versión impresa de 1597.

El espacio expositivo está presidido por los espléndidos retratos de Simón Ruiz y su segunda esposa, Dª Mariana de Paz, atribuidos a Juan Pantoja de la Cruz o a alguien muy cercano a su círculo. Con todo, se quiere destacar la enorme trascendencia que tuvieron las actividades financieras en las grandes ferias de Medina del Campo durante de la Época Moderna, así como la figura de Simón Ruiz Envito, uno de los más importantes hombres de negocios de su tiempo, cuyo legado documental, actualmente en proceso de catalogación sistemática, nos sigue sorprendiendo por el volumen y calidad de sus fondos.