DOCUMENTOS ARCHIVO SIMÓN RUIZ 3 / MAYO – JUNIO 2016
Requisa de aceite en los almacenes de Simón Ruiz, en Écija, por parte del comisario de abastos Miguel de Cervantes, con destino a la Armada contra Inglaterra (1588 – 1590)


Cartas de Simón Ruiz a su corresponsal en Sevilla, Pedro de Tolosa, relacionadas con la requisa de aceite efectuada por el comisario de abastos Miguel de Cervantes

Medina del Campo, 7-XI-1588, 30-I-1589 y 13-II-1589
Manuscrito sobre papel / bifolios (32 x 22 cm)
Archivo Simón Ruiz (ASR, C, caja 198-1, 639v – 649v)

Libro mayor de Simón Ruiz nº 66 (1588 – 1592)
(En el que se registran los 997.432 mrs. por las 1.786 arrobas de aceite requisadas por el comisario de abastos Miguel de Cervantes)

Medina del Campo, 1588 – 1592
Manuscrito sobre papel, encuadernación en pergamino / 35,5 x 26,2 x 15,5 cm
Archivo Simón Ruiz (ASR, CC, L 66, f.220)


DSCF8220

Coincidiendo con el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, hemos querido destacar, dentro del ciclo expositivo “Documentos Archivo Simón Ruiz”, las cartas comerciales y el libro mayor donde se registra la intervención del célebre escritor, en su condición de comisario general de abastos, en una requisa de aceite propiedad de Simón Ruiz ocurrida en la villa sevillana de Écija en 1588. Esta documentación, muy poco conocida, fue publicada por primera vez en 1957 por Henri Lapeyre (Anales Cervantinos, 6).

La faceta de Miguel de Cervantes como comisario general de abastos en Andalucía, bajo las órdenes de Antonio de Guevara, es bien conocida por quienes se han ocupado de los pormenores de su azarosa vida. Nombrado para este cargo en 1587, ejerce como tal hasta 1593 dedicándose a requisar cereales y aceite para el aprovisionamiento de la Armada Invencible. Precisamente en Écija hace una primera requisa de cereal en septiembre de 1587, incautando el trigo de los graneros del deán del cabildo de la catedral de Sevilla, lo que le supone la excomunión directa y graves problemas con las autoridades locales. En enero del año siguiente vuelve a Écija, en este caso para requisar aceite, en tanto que en esta villa se sitúa el principal mercado de este producto. Antonio de Guevara le encarga reunir 4.000 arrobas con destino a la Armada pero sólo consigue algo menos de la mitad, que son precisamente las 1.786 propiedad de Simón Ruiz que se hallan depositadas en unos almacenes al cargo de Juan de Langa, agente de nuestro hombre de negocios en aquella localidad. El día 25 de enero Miguel de Cervantes obliga a Juan de Langa a abrirle las puertas del depósito incautando lo que allí encuentra. Langa se pone en contacto con Gonzalo Núñez, factor de la compañía en Sevilla, quien en primer término no acepta la contraprestación que se le ofrece y envía una carta a Simón Ruiz, de fecha 29 de enero de 1588, en la que le expone la situación sin mencionar el nombre del comisario que interviene, quizá por considerarlo irrelevante. El aceite estaba allí conservado desde hacía tres años a la espera de obtener un precio óptimo (cercano al doble de lo invertido) considerando desfavorable la primera oferta que se les hace; no obstante, poco después se llega al acuerdo de un pago de 576.888 mrs. por las 1.786 arrobas (esto es, un precio de 9,5 reales la arroba) entregando Cervantes a Núñez el correspondiente certificado oficial de la transacción. Pocos días después Gonzalo Núñez abandona Sevilla sustituyéndole como factor en la ciudad andaluza Pedro de Tolosa.

El mencionado certificado, fechado en marzo de 1588, va a ser el protagonista del resto de la historia ya que Gonzalo Núñez, en vez de entregar dicha certificación a su sucesor en Sevilla, la deja en manos de Antonio de Guevara (el superior de Miguel de Cervantes) quien por razones que no conocemos la pierde o la extravía. El caso es que pasados algunos meses, en noviembre de aquel año, es el propio Simón Ruiz quien preocupado ante el retraso del pago por parte de la hacienda real, decide enviar una copia de dicha certificación para que sea Cervantes quien la reconozca; así lo dice Simón Ruiz en una carta enviada a Sevilla el 7 de noviembre de 1588 (ASR, C, caja 198-I, 638-639). Como éste vive ahora en Madrid, la certificación se envía al agente de la compañía en la capital, Francisco de Bovadilla. Al mismo tiempo, Simón Ruiz mueve sus influencias consiguiendo del Presidente del Consejo de Indias la promesa directa de Antonio de Guevara de pagar de inmediato la suma establecida.

En febrero y marzo de 1589 se anuncia la llegada de las copias de la certificación a las instancias adecuadas y poco después Pedro de Tolosa recibe la noticia de una primera libranza de 276.000 mrs. a través del pagador Agustín de Cetina y firmada por Antonio de Guevara (lo hace saber a Simón Ruiz en carta de 19 de mayo de 1589), cuyo cobro efectivo es ratificado poco después. Los 300.878 mrs. restantes no se recibirán hasta diciembre de 1590, según consta en el Libro mayor de la compañía de 1588 a 1592 (ASR, CC, L 66, f.220).

Como podemos comprobar, no llega a producirse una comunicación personal entre Simón Ruiz y Miguel de Cervantes ya que el primero actuó siempre a través de sus factores comerciales establecidos en Écija y Sevilla. Sus cartas emitidas desde Medina –cuyas copias directas conservamos en el archivo- son mucho más precisas que las de sus subordinados y en ellas se anota hasta cinco veces el nombre de “Miguel de Zerbantes”; sin embargo, en el libro mayor mencionado se produce el lamentable error de citarlo como “Alonso de Cervantes”, desliz que no resta en absoluto el altísimo interés de estos documentos “cervantinos”.

Antonio Sánchez del Barrio

DSCF8209-copia

1588

Ha de aver en 6 de setiembre 997.432 mrs. son por tantos dexó a cobrar Gonçalo Núñez a Pedro de Tolosa en deudas prozedidas desta quenta en esta manera: 382.600 en Pedro Zereço Pardo para fin de jullio pasado y 32.436 en Alonso García Sevillano de Hézija, para sant Andrés deste año y 5.508 mrs. en Juan Montilla de Hézija para dicho tiempo y 576.888 en una zertificación de Alonso[sic] de Zervantes, comisario de Antonio de Guevara por 1.786 arrobas de aceyte que tomó en Hézija el dicho Antonio de Guevara como pareze 220

 








                 DCCCC XCVII U CCCC XXX II

BIBLIOGRAFÍA:

LAPEYRE, Henri, 1957, “Simón Ruiz et Cervantes”, en Anales Cervantinos, 6. 1957. Madrid, Imprenta Viuda de Galo Sáez, t. 6, pp. 256-261.

LAPEYRE, Henri, Una familia de mercaderes: los Ruiz. Contribución al estudio del comercio entre Francia y España en tiempos de Felipe II. Ed. y traducción de Carlos Martínez Shaw. 20081955. (ed. española de la de 1955), Valladolid, Junta de Castilla y León, 2008, pp.529-531.

Ver en Archivo General de Simancas “Relación de aceite recogido por Cervantes en Écija”

<< Documentos del Archivo Simón Ruiz