Tipo popular ante el acueducto de Segovia

Hijos de Daniel Zuloaga
Década de 1930

Cerámica esmaltada / 40 x 20 cm (dos placas de 20 x 20 cm)
Colección particular

tipo_popular

Daniel Zuloaga Boneta (1852-1921) es una referencia obligada en el arte de la cerámica en España. Recuperador y renovador de antiguas técnicas como el reflejo metálico o la cuerda seca, introdujo en España las corrientes artísticas que imperaban en el continente, dándolas a conocer en exposiciones nacionales e internacionales. Afincado en Segovia en 1893, instala su taller en la iglesia de San Juan de los Caballeros donde lleva a cabo la mayor parte de su obra, luego continuada por sus hijos Juan, Esperanza y Teodora; incluso su sobrino, el célebre pintor Ignacio Zuloaga, con quien mantuvo una estrecha relación, recibió un poderoso influjo del ceramista durante su estancia segoviana del verano de 1898. Tras su fallecimiento, el taller artesanal es regentado por sus hijos, quienes alcanzan un notable éxito comercial durante las décadas de 1920 y 1930. Más adelante se incorpora la tercera generación, estando al frente Juan y Daniel Zuloaga, hijos de Juan. Finalmente, tras la adquisición por el Estado Español del taller y la mayor parte de las piezas de la colección, la iglesia de San Juan de los Caballeros se convierte en Museo Zuloaga de cerámica, perviviendo actualmente como filial del Museo de Segovia.

La doble placa de cerámica esmaltada que exponemos como “Pieza del Mes” en el Museo de las Ferias, corresponde a la segunda época de la producción artesanal ya que en ella aparece al pie de la obra la firma de “Hijos de Daniel Zuloaga”. Muestra una escena costumbrista de muy sencilla composición que podemos considerar como habitual en la obra de los Zuloaga. Un tipo popular de cuerpo entero, tocado con sombrero de ala ancha, envuelto hasta el cuello en una gruesa capa tobillera de paño pardo y calzado con abarcas, es el protagonista principal de la representación, en la que aparecen también, en segundo y tercer término respectivamente, un hombre con boina a lomos de un asno y tres figuras apenas esbozadas al pie del acueducto. El escenario callejero parece corresponder al arranque de la calle Real de Segovia (inicio de la actual calle de Cervantes), al final de cuya bocacalle aparece un pequeño tramo del acueducto a su paso por la popular plaza del Azoguejo. 

El interesado en la obra de Daniel Zuloaga y su taller artístico, puede consultar la tesis doctoral de Abraham Rubio Celada, De la tradición a la modernidad: los Zuloaga ceramistas (Madrid, Univ. Complutense, 2004. ISBN: 84-669-2579-1), donde se recoge todo tipo de noticias sobre la vida de tan importante pintor y ceramista.

Antonio Sánchez del Barrio