Yeserías mudéjares del Palacio Real de Medina del Campo

1390-1412Yeso modelado, cocido y policromado / medidas varias
Museo de Valladolid (Piezas depositadas en el Museo de las Ferias)

 yeseria01
El arte mudéjar se formará a lo largo del tiempo gracias, fundamentalmente, a su capacidad de adaptación, al incluir en sus repertorios tanto elementos de su propia tradición islámica como otros procedentes del arte occidental. De la tradición oriental tomarán la arquitectura de los materiales y el sistema de trabajo, utilizando comúnmente el ladrillo, el yeso, la madera y la cerámica -materiales pobres obtenidos normalmente del propio entorno- con los que revestirán los muros; en este aspecto, lo ornamental desempeñará un papel fundamental.

El conjunto de yesos que ahora se presenta como “Pieza del Mes” procede de las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en 1998 en el solar que ocupó el antiguo Palacio Real de Medina del Campo; en concreto, fueron localizados formando parte de un nivel compuesto exclusivamente por escombros producto del derribo de los edificios que compusieron el conjunto palaciego. En las piezas se encuentran representados todos los esquemas clásicos de este estilo: lacerías, motivos estrellados, así como otros tantos incorporados por influencia gótica a partir de mediados del siglo XIV, caso de las representaciones vegetales de carácter naturalista, animales y motivos heráldicos.

Paralelos tipológicos de estas producciones decorativas pueden establecerse con un elevado número de edificios, como son los del monasterio de la Mejorada de Olmedo, el de Santa Clara de Tordesillas, la iglesia de San Esteban de Cuéllar, la Peregrina de Sahagún o el convento de Santa Clara de Astudillo, por citar algunos ejemplos. En cuanto a la cronología de todas estas piezas, hay que situarlas entre los siglos XIV y principios del XV; esta última fecha es la más indicada para este conjunto dada la referencia temporal que ofrece el blasón del futuro rey de Aragón: escudo partido con barras en la zona siniestra y un castillo y un león rampante en la diestra, todo ello enmarcado por una bordura de calderos. Este escudo heráldico será utilizado por Fernando de Antequera antes de su nombramiento como rey de Aragón en 1412, en virtud de lo acordado en el Compromiso de Caspe, del que en el presente año conmemoramos su sexto centenario.

Será este gran personaje, Señor de la Villa desde principios del siglo XV, el que ampliará las Casas Reales de Medina del Campo y promoverá un programa decorativo interior de una gran riqueza ornamental. Este hecho lo pone de manifiesto el barón de Rosmithal cuando visita el palacio en 1466, describiendo la mansión como “una casa amplia y labrada con magnificencia y riqueza”.

Javier Moreda Blanco
Arqueólogo. Director de las excavaciones del Palacio Real


05b

escudoFdo

2b

2c

Palacio_Real_yeserias4

IMG_5166