Missale Romanum ex decreto Concilii Tridentini 

Iglesia católica 
Salamanca: Guillermo Foquel, 1587Estampas dibujadas y grabadas por Cherubino Alberti (Roma, 1586) 
Libro impreso sobre papel / 27 x 20 cm 
Iglesia de Santiago el Real. Medina del Campo 

misal

La imprenta salmantina del siglo XVI estuvo muy vinculada con el mundo universitario, imprimiéndose fundamentalmente obras teológicas y legislativas. Pero, al igual que en el resto de España, fueron los textos litúrgicos los que acapararon el mercado editorial como consecuencia de la política religiosa de Felipe II y la implantación del Nuevo Rezado para la correcta interpretación de los textos sagrados imponiendo una homogeneidad doctrinal. Así, se publicaron nuevos catecismos, breviarios, misales, libros de horas, etc., para la formación del clero y el control de la predicación.

En Salamanca Julio Junta de Modesti, perteneciente a una familia florentina con intereses en el mundo de la imprenta y del libro en general, centró sus actividades en los libros del Nuevo Rezado. En su taller es donde cabe situar como asistente y colaborador al impresor Guillermo Foquel, natural de Brujas y establecido en Salamanca desde 1584. Foquel fue especialista en obras litúrgicas y en 1587 publicó esta primera edición del “Misal Grande” en folio (otra edición Salamanca, 1589), en consonancia con la codificación unificada del Concilio de Trento adoptada en 1570 por el Papa Pío V. Este nuevo misal en texto latino será el oficial de la Iglesia Romana y contiene todas las ceremonias, oraciones y lecturas para la celebración de la Santa Misa. Impreso a dos tintas y compuesto a dos columnas, el libro está dividido en tres partes: el ordinario de misa con las oraciones de cada día según los ciclos litúrgicos siguiendo el calendario gregoriano, el santoral y las misas votivas y de difuntos. Al final se incorpora la notación musical de las partes cantadas de la misa.

Los misales de Guillermo Foquel recuerdan las ediciones de Plantino tanto por su estructura como por su aspecto visual. Sin embargo, la inclusión en los misales salmantinos de temas genuinamente italianos –impropio en las ediciones del impresor de Amberes- y la forma de utilizar las ilustraciones a página completa para marcar las secciones del texto, ponen de manifiesto que las obras editadas por Foquel no son simples y rutinarias copias invertidas de las placas de Plantino sino imitaciones conscientemente planificadas.

Esta edición conserva veintinueve estampas grabadas al aguafuerte, cinco de ellas a plena página: una Anunciación (dibujada y grabada por Cherubino Alberti, firmada y fechada en Roma en 1586); la Adoración de los Pastores (a partir del dibujo de Maarten de Vos grabado por Joan Sadeler y publicado en 1582); una Crucifixión con la Virgen y San Juan (copia del dibujo de Giulio Clovio grabado por Cornelis Cort); la Resurrección y Pentecostés. Algunas de estas estampas llevan el monograma CAB que corresponde con las siglas de Cherubinus Albertus Burgensis.

Fernando Ramos González

Misal_04Misal_30Misal_24Misal_27Misal_11